jump to navigation

EL TAROT Y LOS SÍMBOLOS 27 de enero de 2014

Posted by franciscobenages in Autoconocimiento, Tarot.
Tags: , ,
add a comment

ImagenEl Tarot es un libro de sabiduría, un medio de conocimiento, una estructura de imágenes cambiantes, que nos permite por su propia simbología y su idiosincrasia comenzar a observar hechos, fenómenos y cosas dentro de nosotros y en nuestro entorno que no podríamos haberlas supuesto sino por su intermedio. En este sentido es también un libro mágico, en cuanto posee en potencia el poder transformador que permitirá a nuestros conceptos e imágenes mentales el ir sublimando su contenido, ampliando así el campo de la conciencia. En este sentido, es análogo al I Ching, y a otros oráculos tradicionales como los calendarios mesoamericanos y de otras culturas pues no sólo puede ser utilizado como instrumento de predicción, agregándole un interés existencial y vivo al que juegue con él a distintos niveles, sino que además se presenta como una síntesis de la doctrina y enseñanzas de la Tradición Hermética, la Cábala Cristiana, la Alquimia y la Tradición Unánime y Filosofía Perenne en sus aspectos cosmogónicos, teúrgicos e iniciáticos, es decir, la Gnosis Universal.

El Arte del Tarot no es sino la lectura del Libro de la Vida y la actualización permanente de la fuerza del símbolo y el rito, la que actuará constantemente en nosotros, la mayor parte de las veces de modo subliminal o inconsciente, en el interior del individuo, a medida que éste reitere las distintas jugadas y aun las tiradas con preguntas meramente predictivas, puesto que de cualquier manera que sea, ésta es la forma en que entramos en comunicación con un agente mágico, considerado como transformador de imágenes, conceptos, e incluso conductas.

El Tarot es un libro escrito con imágenes y símbolos, cuyas láminas se van articulando entre sí, constituyendo un código. Es el origen de todos los juegos de naipes, aunque su sentido esotérico no se conserve en forma pública. Su nacimiento, se dice, se remonta al antiguo Egipto, (aunque no hay nada que lo demuestre) y él constituye una manera de transmitir los símbolos secretos y sagrados de los iniciados herméticos, cuyo mayor auge se logra en la alta Edad Media y a principios del Renacimiento.

Este instrumento de conocimiento ha sido diseñado especialmente por los alquimistas, filósofos y magos de la Tradición Hermética (rayo de la Tradición Unánime, condensado por los filósofos alejandrinos y expresado en el Corpus Hermeticum, atribuido a Hermes Trismegisto), no sólo para despertar imágenes y visiones, sino para explicar también la cosmología; igualmente es un conocido y eficaz vehículo predictivo y sobre todo un iniciador en secretos y misterios, los que, sabemos, se encuentran también en nosotros mismos y en nuestro entorno. Aprender a jugar con el Tarot es ir promoviendo situaciones y descifrando enigmas, enriqueciendo nuestra vida y universalizándonos. Con su uso aparentemente inocente, pues por su sencillez no necesita de una gran capacidad intelectual para ser manejado, afina la percepción y sensibiliza la psique, permitiéndonos ver más allá de lo simplemente fenoménico. Trabajando con el Tarot, investigando sobre sus estructuras internas y los diversos simbolismos que polifacéticamente destella, pondremos a funcionar mecanismos de nuestra mente que nos servirán como despertadores para ir tejiendo relaciones y asomándonos a un mundo asombroso.

En realidad, el Tarot es un libro que en lugar de estar escrito con palabras derivadas de un alfabeto fonético, se encuentra plasmado de símbolos ideogramáticos y pictográficos, cargados de diversos sentidos, que funcionan conjuntamente entre sí.

Anuncios

NUMEROLOGIA CABALÍSTICA 15 de enero de 2014

Posted by franciscobenages in Autoconocimiento, Tarot.
Tags: , , , ,
add a comment

ImagenLa Numerología o Gematria que es como se define esta ciencia en el estudio cabalístico, nos revela otras virtudes y aplicaciones respecto a la conversión de las letras en cifras y su significado. Sin embargo, el progresivo deterioro de esta ciencia se debe a la mala interpretación o al uso que se le ha dado, siendo que la Numerología ha terminado por ser un lenguaje basado más en el sentimiento popular, que en el estudio científico.

La Gematria parte de un razonamiento ecuacional, gracias al cual resolvemos las incógnitas de la organización del universo. Como decía un maestro esoterista, Eliphas Levi:   ” Son las matemáticas del pensamiento humano, el álgebra de la fe, que resuelve con sus ecuaciones todos los problemas del alma, despejando incógnitas, dando a las ideas sencillez, rigurosa exactitud a los números; sus resultados son para la mente la infalibilidad y la paz profunda para el corazón “.

La Gematria estudia los valores numéricos de las 22 letras del alfabeto hebraico. Consiste en reemplazar las letras de una palabra o de una frase por su valor numérico para adicionar y obtener un valor total que se asocia a otra palabra con el mismo valor. Las palabras con este mismo valor numérico guardan una relación entre sí.  El cabalista busca entonces el significado profundo y oculto detrás de cada palabra.

La Numerología cabalística también se relaciona con el Árbol Cabalístico y sus Sephiroth. Las 22 Letras y los Sephiroth son arquetipos, energías vivas con las que establecen correspondencias. Cada nombre o palabra y número posee una vibración y al relacionarse con otros valores representan una forma o idea en común, una energía presente, variable y comunicativa. Cada número es un paquete de información, como nos diría ahora la moderna física cuántica y lleva inscrito en su código genético una determinada vibración,  a imagen y semejanza de toda fuerza viva de la creación. Se trata de una energía infinita, tal y como son infinitos los números. Es como un mapa de orientación personal, plagado de códigos numéricos, al igual que las moléculas de nuestro ADN que se componen de secuencias numéricas. Tenemos 23 cromosomas del padre y de la madre que producen 3 mil millones de células. 2+3=5, que es el número de la producción de la vida, (5º Sephirah, Gueburah en el Árbol de la Vida, y 5ª letra HE, potencial de la creación).

Kether (1) es el primer sephirot y significa “corona”, simboliza la superconciencia; su número da 620, que son los mandamientos de Dios al pueblo judío. Chokmah  o Jotmá (2) (sabiduría), corresponde al poder consciente de la creación en intelecto, corresponde al lado derecho del cerebro. Binah (3) es el segundo poder consciente de la creación, corresponde al cerebro izquierdo y se refiere al poder de análisis conceptual y razonamiento. Chessed o Jessed (4) (bondad, cariño), se relaciona con el deseo de abarcar la Creación toda, y agraciarla con su bondad, corresponde al brazo derecho y representa el primer día de la creación. Gevurah (5), es asociada en el alma con el poder de restringir las propias necesidades innatas de brindar benevolencia a los demás, corresponde al brazo izquierdo. Tipheret (6)(belleza), corresponde al corazón y se asocia al poder de redención, de conciliar los conflictos entre Chessed y Gevurah. Netzah o Netzaj (7) (Victoria) corresponde a la pierna derecha y es el impulso para la realización de Chessed, es decir de la bondad, en el mundo. Hod (8)(esplendor, reconocimiento) es la pierna izquierda y representa el poder de la determinación y la perseverancia. Yesod (9) corresponde a los órganos reproductivos y representa el poder de conectar con el mundo exterior, es la unión con la tierra el “fundamento”. Malkuth (10) es el “reino”, puede corresponder al órgano sexual o a la boca y representa el poder de comunicar a los demás los pensamientos propios, el habla. Numerológicamente asociamos los Arcanos Menores del Tarot con cada sephirot, así los Ases con Kether, los doses con Chokmah y así sucesivamente hasta los 10s con Malkuth.

A través de los números también comprobamos que la materia está compuesta de campos cuánticos y éstos se miden en paquetes numéricos. Nos explican las teorías cuánticas (Dr. Dieter Boers) que el cosmos se expande en 12 dimensiones en distintos grados de organización numérica. Que la conciencia personal implementa paralelamente a la resonancia Shuman, (proceso solar) ahora está en 8 a 13 htz. Que las energías que recibimos y emitimos se miden en radiofrecuencias cuánticas, o sea en paquetes de información numérica, y un largo etcétera que nos demuestra que los números y su estudio nos abren al macro y micro universo.

Sin embargo el estudio numerológico requiere, además del aprendizaje de ciertos códigos, desarrollar la parte intuitiva a fin de que la mecánica y la magia se fundan en un mismo propósito. Nos descubre una parte importante de nuestro potencial y las tendencias, el carácter y los dones que tenemos. Nos ayuda a comprender mejor el por qué de nuestras limitaciones y a crecer interiormente.